Terrano

Es un herbicida sistémico de acción total, utilizado para el control post-emergente de malezas de hoja ancha y angosta.
TERRANO es un herbicida perteneciente al grupo de las fosfanoglicinas, sistémico de acción total, es decir no selectivo, utilizado para el control post-emergente de malezas anuales y perennes de hoja ancha y hoja angosta.

                               

La fitotoxicidad del glifosato se debe a la inhibición del paso del ácido shikimico, lo que obstaculiza la biosíntesis de los ácidos amino aromáticos. Los efectos de TERRANO sobre las malezas son lentos 3-7 días después de la aplicación sobre malezas anuales y 14 -20 días sobre malezas perennes. Los primeros síntomas son amarillamiento y marchitamiento de las hojas y los tallos que terminan con la muerte de la planta.
TERRANO puede ser aplicado con equipos terrestres (tractorizados), de arrastres o automotrices y aéreos. Aplicaciones terrestres: Puede utilizarse cualquier tipo de pulverizador de alto volumen que asegure una buena cobertura del follaje. Debe aplicarse la dosis recomendada diluida en 80-120 lt/ha de agua, manteniendo una cobertura mínima de 20 a 30 gotas/cm2 de superficie foliar. Las boquillas recomendadas son las de abanico plano tipo 8003/8004 o 11003 y 11004, la presión recomendada varia entre 25 y 50 psi. En todos los casos la altura del botalón deberá ser por encima del canopeo de las malezas que se deben eliminar
TERRANO es compatible con muchos herbicidas e insecticidas. Pero es recomendable realizar pruebas de compatibilidad antes de mezclar con cualquier producto. TERRANO es un herbicida no selectivo. Por lo tanto, no pulverizar sobre las partes verdes de aquellas plantas que no se quieren erradicar.
IV. Precaución (verde)